Verrugas genitales- Virus papiloma

Verrugas genitales

 

Los condilomas acuminados, mejor conocidos como verrugas genitales, son el síntoma más evidente de infección por ciertos tipos del virus de papiloma humano (VPH) y están considerados entre las enfermedades de transmisión sexual (ETS).

 

Son abultamientos blandos en la piel, no duelen y crecen en forma de racimos o con aspecto de coliflor alrededor de ano, labios y entrada o introito de la vagina, pene, uretra, escroto, testículos, ingles y/o en la cara interior de los muslos.

 

Condilomas: lesiones precancerosas

 

Este tipo de lesiones cutáneas también pueden desarrollarse en garganta, laringe y fosas nasales debido a prácticas de sexo oral con personas infectadas por VPH.

Más allá de que su apariencia resulta desagradable, las verrugas genitales son incómodas y representan riesgo de contagio a través del contacto directo de piel sana con estas lesiones.

 

Además, se debe determinar si la infección es causada por los papiloma virus  que inducen el desarrollo de cáncer, es decir, los tipos de VPH de alto riesgo; de la docena que se ha identificado, los tipos 16 y 18 son responsables de la mayoría de los cánceres causados por VPH (cervical, vulva, pene, ano y orofaringeo), según el Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos.

 

Causas de verrugas genitales

 

La infección por VPH propicia la aparición de verrugas genitales, casi siempre debido al contacto con personas que tienen este tipo de lesiones o que incluso no hayan desarrolladocondilomas pero son portadoras del virus.

 

De acuerdo con estudios existen más de 150 cepas diferentes de VPH y más de 40 de ellas pueden infectar la zona genital. Factores de riesgo de transmisión del VPH y desarrollo de condilomas acuminados son:

 

  • Inicio de vida sexual activa a temprana edad.

  • Relaciones sexuales (vaginales, anales u orales) con múltiples parejas.

  • Relaciones sexuales sin preservativo.

  • Pareja infectada con VPH.

  • Excesivo consumo de tabaco y alcohol.

  • Desnutrición y/o dieta baja en antioxidantes, ácido fólico y vitamina C.

  • Sistema inmunológico deteriorado.

  • Múltiples gestaciones.

  • Inflamación crónica del cérvix.

  • Uso de ropa interior ajena.

  • No estar circuncidado.

  • Detección de VPH tardía y falta de atención.

 

Tanto en hombres como en mujeres, los tipos 6 y 11 de VPH son causas de verrugas genitales, que pueden aparecer de 6 semanas a 6 meses después del contacto sexual con personas infectadas por VPH, aun cuando éstas no tengan cóndilomas visibles.

 

Signos de verrugas genitales por VPH

 

Los papilomavirus no suelen causar síntomas; sin embargo, en el caso de infección por VPH en genitales, el más evidente es la presencia de condilomas acuminados que van de leves a serios:

 

  • Masas blandas que varían de tamaño (1-3 mm de diámetro), las cuales pueden ser rosa, blanquecino rosado, gris, parduzcas o de tono similar al de la piel contigua normal.

  • Pedunculadas (apariencia de masas o bultos que cuelgan como extensiones adheridas a piel normal).

  • Indoloras, pero pueden provocar picazón.

  • Amontonadas en racimos, asemejan la forma de coliflor, de textura firme y áspera en su superficie.

  • Otros condilomas son planos y no son visibles fácilmente.

 

Verrugas genitales en mujeres pueden localizarse en vulva, uretra, vagina, cuello uterino, ano, periné, ingles y cara interior de muslos.

Verrugas genitales en hombres se localizan en pene, uretra, escroto, ano y/o periné.

 

Tanto varones como mujeres pueden presentar este tipo de lesiones cutáneas en boca, garganta y laringe. Además, como se pueden contagiar de una parte del cuerpo a otra de la misma persona, incluso la conjuntiva de los ojos puede desarrollar dichas verrugas.

 

Otras señales menos frecuentes incluyen:

 

  • Mayor humedad en el área genital cercana a las verrugas.

  • Flujo vaginal abundante y de mal olor.

  • Dolor durante las relaciones sexuales.

  • Sangrado vaginal y/o en lesiones del pene durante o después del coito.

 

Existen condiciones que pueden favorecer el rápido desarrollo de los condilomas acuminados debido a debilitamiento del sistema inmunitario (de defensas) y/o trastornos hormonales. Por ello, estudios afirman que el sistema inmunológico cumple una función importante en el control del riesgo de transmisión del VPH.

 

  • Embarazo.

  • Quimioterapia.

  • VIH/sida.

  • Diabetes.

  • Linfoma no Hodgkin (cáncer del tejido linfático).

  • Esteroides.

 

La presencia de este tipo de condilomas puede estar relacionada con otras infecciones venéreas como gonorrea, sífilis y VIH/sida, que comprometen al sistema inmunitario.

 

Pidanos cita en:

Tel: 986 22 59 43 - 886 09 28 16

 

Rosalía de Castro 41 A, Bajo - 36201 Vigo

 

Blog:

Vida Especialidades S.L. - B-27866235

  • Facebook Social Icon

Reumatólogos, cirujanos vasculares, cardiógos, traumatólogos, neurólogos, médicos estética, ginecólogos, urólogos, dermatólogos, endocrinólogos, ecografístas, sexólogos, psiquiatras,  psicólogos, médicos generales