Depresión

Ocasionalmente, todos nos sentimos melancólicos o tristes, pero estos sentimientos, por lo general, son pasajeros y desaparecen en unos días. Cuando una persona tiene un trastorno depresivo, éste interfiere con la vida diaria y el desempeño normal y causa dolor tanto para quien padece el trastorno como para quienes se preocupan por él o ella. La depresión es una enfermedad común pero grave y la mayor parte de quienes la padecen necesitan tratamiento para mejorar.

Muchas personas con una enfermedad depresiva nunca buscan tratamiento. Pero la gran mayoría, incluso aquellas con los casos más graves de depresión, mejoran con tratamiento. La investigación en el campo de la depresión ha dado como  resultado  el desarrollo de medicamentos, psicoterapias, y otros métodos para tratar a las personas con este trastorno incapacitante.

Existen varios tipos de trastornos depresivos. Los más comunes son el trastorno depresivo grave y el trastorno distímico. Existen otros tipos de depresión que se pueden desarrollar bajo circunstancias muy concretas, como la depresión postparto, la depresión psicótica y el trastorno afectivo estacional.

¿Cuáles son los síntomas de la depresión?

 

No todas las personas con enfermedades depresivas padecen los mismos síntomas. La gravedad, frecuencia, y duración de los síntomas pueden variar según la persona y su enfermedad en particular.

Pueden ser síntomas de depresión: sentimientos persistentes de tristeza, ansiedad,

 desesperanza y/o pesimismo, de culpa, inutilidad, y/o impotencia

Irritabilidad, inquietud, pérdida de interés en las actividades o pasatiempos que antes disfrutaba, fatiga y falta de energía, dificultad para concentrarse, recordar detalles  y para tomar decisiones, insomnio, despertar muy temprano, o dormir demasiado.

 

 

¿Cómo se detecta y trata la depresión?

 

La depresión, aun en los casos más graves, es un trastorno tratable. Al igual que con la mayoría de las enfermedades, cuanto antes pueda comenzar el tratamiento, más efectivo es y las probabilidades de prevenir una recaída son mayores.

El primer paso para obtener el tratamiento adecuado es visitar a un profesional de salud mental, que le explicará cual es la manera más adecuada de tratar su depresión.

Una vez diagnosticada, una persona con depresión puede ser tratada con varios métodos. Los tratamientos más comunes son la medicación y la psicoterapia.

Hay casos en que ni los medicamentos ni la psicoterapia ayudan a aliviar una depresión. En estos casos, y en otros muy definidos puede ser útil la terapia electroconvulsiva que es una opción de tratamiento segura, y la primera opción en determinados tipos de depresión.

Pidanos cita en:

Tel: 986 22 59 43 - 886 09 28 16

 

Rosalía de Castro 41 A, Bajo - 36201 Vigo

 

Blog:

Vida Especialidades S.L. - B-27866235

  • Facebook Social Icon

Reumatólogos, cirujanos vasculares, cardiógos, traumatólogos, neurólogos, médicos estética, ginecólogos, urólogos, dermatólogos, endocrinólogos, ecografístas, sexólogos, psiquiatras,  psicólogos, médicos generales